Taller de Micropuffs y vuelta a los orígenes en Potterhead Collado Villalba

El día 14 de Marzo de 2015 siempre será recordado como un día histórico por dos motivos: Por un lado, fue el día en que Potterhead Collado Villalba volvió a ser un local de tan solo cuatro personas como en sus inicios, y por otro lado, nacieron seis escandalosos Micropuffs llamados Ricky, Galadriel, Mark, Rose, Marcos e Ygritte. Fue una quedada complicada, ya que se situaba entre dos fiestas benéficas (la de Villalba y la de Madrid), aun así nada salió mal, como era de suponer.

La quedada iba a empezar a la 13:30 en la estación de Renfe, pero nadie cumplió con el horario, solo el coordinador Alfonso. Yo, por mi parte, me presenté en el punto de encuentro tres cuartos de hora tarde, los demás ni aparecieron, pero todo tiene una buena explicación: el día anterior fue la primera fiesta benéfica para financiar el Proyecto Patronus, ese famoso documental de Harry Potter realizado por el señor Fer y la señora Veci (Vecifer), y todo el mundo estaba con resaca de tanto Ron y tanto Whisky (Ron Whisky).

Para hacer un breve resumen de la noche anterior, la fiesta se celebró en Collado Villalba, en el famoso bar de Mariely, aparte de ella, Alfonso, Carmen, Nuca y yo vino algún amigo de amigo, por lo que el número de participantes ascendió a diez. Realizamos muchas actividades (Juegos de Wii de baile, de deportes y el famoso SingStar). Mucha gente se llevó premios (no puedo recordar quién ganó qué) y recaudamos una cantidad monetaria de poco más de veinte euros, fue sin duda una gran fiesta (y sin desfases).

Al llegar tarde, recibí una pequeña bronca de Alfonso por “plagiar la costumbre de la impuntualidad a HL Madrid” y nos fuimos directos a The Good Burger para comer, ya que no esperábamos a nadie más, porque Mariely y Sheila se reunirían con nosotros por la tarde en la Casa de la Juventud, donde teníamos reservado un sitio para realizar el taller de Micropuffs.

Mientras comíamos, le revelé a Alfonso un plan secreto mío para traer el mal a Harry Potter Fans Spain, crearía un pequeño grupo independiente liderado por un ser misterioso de rostro encapuchado que mandaría grabaciones en vídeo a sus secuaces (si, muy a lo Darth Sidious). Alfonso me prohibió realizar tales planes, pero le vi muy incrédulo, algo me dice que será el primero en llevarse la sorpresa (a pesar de que es el primero en ser avisado).

Cuando terminamos de comer, nos fuimos al Carrefour para comprar algo de merendar, yo compré un pack de Kinder Bueno White y Alfonso una tableta de chocolate Nestlé sin gluten (era un regalo para Sheila, con la finalidad de que desistiera sus intenciones de asesinarle por lo de su pasada declaración contra los Gryffindor y por haberla denominado Hufflepuff, aunque esto último fueron palabras de Alvarinchin en la pasada quedada de Harry Latino Madrid).

Fue en el Carrefour donde conseguimos un nuevo miembro, se trata de Ted, un osito creado por Seth MacFarlane cuya voz en español la otorga Santi Millán, este nuevo asistente recibió el cargo de Mascota del Club (a pesar de que ni siquiera lo llegamos a comprar). A parte de eso, hicimos algo de publicidad de las quedadas entre el personal del centro comercial.

Después de efectuar nuestras compras, fuimos directos a la Casa de la Juventud. A pocos metros de la entrada, vimos que Mariely y Sheila iban por delante, aunque en realidad solo lo vi yo, porque Alfonso estaba convencido de que no eran ellas (necesita, sin duda, graduarse las gafas), Alfonso apostó unas patatas de un euro del Burguer King a que no eran Mariely y Sheila, apuesta de la que salió perdiendo, como era de imaginar.

Una vez estuvimos todos en la Casa de la Juventud, comenzamos con el taller. Llegamos a hacer varios Micropuffs, comimos, discutimos e imitamos frases de los Simpson. Fue ahí cuando llegamos a la conclusión de que habíamos vuelto a los orígenes de la quedadas en Collado Villalba, ya que solo habíamos asistido Alfonso, Mariely, Sheila y yo. Pasamos un rato en esa sala y luego nos tuvimos que marchar, a riesgo de que nos echaran.

Sheila y Mariely se separaron de nosotros un tiempo porque se fueron a comprar algo, Alfonso y yo fuimos hacia el bar de Mariely, lugar en el que pensábamos finalizar el taller. Las estuvimos esperando unos minutos y, cuando aparecieron en la lejanía, Alfonso volvía a ser incapaz de verlas. Por lo que hicimos otra apuesta con patatas fritas de un euro, como supondréis volvió a perder. Una vez regresaron, continuamos con el dichoso taller.

Esa tarde nacieron seis Micropuffs: Ricky (en honor a Ricky Martin), Galadriel (la elfa Noldor de El Señor de los Anillos), Mark (no Marc, que eso sería un nombre catalán, sin ofender), Rose (una de las companions del Doctor en Doctor Who), Marcos (un nombre que le puse yo a uno mío sin explicación alguna) e Ygritte (si, la salvaje pelirroja de Juego de Tronos que se folló a Jon Nieve y que SPOILER está muerta). El nacimiento de estos seres fue el hecho que dio final a esta maravillosa quedada, eso es todo, ADIÓS.

Mientras tanto, en Madrid…

 No tengo muchos datos sobre qué sucedió en la fiesta de Madrid para financiar el Proyecto Patronus, solo se que llegaron a recaudar más de cuarenta euros y recibieron la visita de Lord Voldemort y su súbdito, Draco Malfoy, también se que se emborracharon como cubas y lanzaron crucios a todo el mundo, algo curioso de ver.

Bueno, fue una gran quedada a pesar de la falta de asistentes, aun así se nota que este grupo comienza a tomar fuerza y forma, eso es algo muy prometedor para el futuro. Recordaré que la próxima quedada se realizará en Madrid y la siguiente será una miniquedada en Villalba para ir a una feria sobre el Fandom y el Comic. Si tenéis algún problema no lo dudéis, llamad a Harry Potter Fans Spain y os lo solucionará todo a puntapiés (frase plagiada de Loulogio en Hércules del Chino).

 

 

Alex Velarde, cronista y ayudante de coordinación de Harry Potter Fans Spain Madrid, Potterhead Collado Villalba y Harry Potter Fans Spain Manzanares el Real

Guardar

Deja una respuesta